Guía de Kuta (Bali)

DSC0200po9

Playa de Semynak

 

Que Kuta no es el sitio idílico lo sabíamos de antemano, asique no nos llevamos una gran sorpresa. Como en muchas de las grandes ciudades del sudeste asiático predomina el ruido, la suciedad y por supuesto los vendedores ambulantes (que más bien deberían llamarse acosadores ambulantes por todo lo que pueden llegar a insistir y molestar, aunque está justificado ya que de alguna forma se tienen que ganar la vida).

Se podría definir como un caos organizado.

Hemos de decir que no es nuestro estilo de ciudad para nada, pero siendo uno de los lugares más cercanos al aeropuerto la parada es prácticamente obligatoria. En esta ciudad se puede apreciar la transformación que tristemente van sufriendo los lugares más afectados por el turismo en estas zonas de Asia, convirtiéndose todo en un juego de como engañar al turista para cobrarles hasta por respirar.

Aun y todo, esta es una realidad que cada vez se da con más fuerza en diferentes áreas, por lo que en vez de mirar a otro lado, nos sumergiremos en ella tratando de buscar los puntos más puros y positivos.

DSC0d1982


QUE HACER

Cierto es, que por hacer, dependiendo de tu presupuesto, puedes hacer prácticamente de todo. Tanto para mal como para bien, el ir y venir de gente proveniente de todos los continentes hace que la oferta de pasatiempos sea muy amplia. Sin embargo, las compras, la fiesta y el alcohol es lo que predomina por sus calles. Nosotros a continuación os contamos lo que hicimos y creemos que pueden ser buenos planes si vais a pasar por allí algunos días (obviando el más que lógico pasear por las calles, hablar con la gente bla bla bla bla).

1.-Atardecer playero

La playa de Kuta es el Benidorm balinés, con la diferencia de poder disfrutar de increíbles anocheceres. Nuestra recomendación es que te animes a dar un paseo por la orilla hasta Seminyak (un par de tres kilometros) y disfrutes de una Bintang fresquita con música en vivo en alguno de los locales situados en la playa equipados con sombrillas y pufs de colores. Todo un espectáculo. ¡Dato! “Chiringuito bar grill restaurant” misma oferta y lujo que los demás, precios más bajos.

2.-Libera a una tortuga

Entre tanta locura turística existe una pizca de cordura gracias a la cual la organización “Save Bali sea turtles” rescata los huevos que las tortugas entierran en las playas repletas de turistas, para poder incubarlos y una vez nacen, devolverlas al mar. En la parte sur de la playa de Kuta se encuentra el centro de kuta beach sea turtle conservation, quienes desde 2010 ya han liberado mas de 130.000 tortuguitas. Si quieres pasarte por allí a echar un vistazo disponen de muchísima información y organizan con bastante frecuencia la liberación de las tortugas totalmente gratis. Asique puedes tener la oportunidad de devolver a su hábitat natural una tortuguita que en unos años será gigante.

3.- Fiesta Fiesta Fiesta!

Si hay algo que define Kuta es la fiesta y los australianos borrachos. Por salir, puedes salir por cualquier sitio,  pero el buque insignia sin duda alguna es el SKY GARDEN (3 pisos de desfase con un magnifico roof top). Mirad las ofertas porque hay días donde las chicas no pagan entrada y tienen all you can eat and drink for free (los chicos 150.000 rupias). Pero si lo tuyo es un plan más de “tranquis” Alley Cats es la opción. Un espacio tipo taberna balinesa donde la gente va a ponerse tibia. Precios económicos teniendo en cuenta de que el alcohol no llega a ser lo que más barato sale en este país (ejemplo: 12 dobles dobles vozka redbull 200.000 rupias ).

4.- Playas con encanto

Como ya hemos dicho la de Kuta es Benidorm (pero ahí queda la posibilidad y además es un buen lugar para iniciarse al surf ya que no hay corales y las olas no son tan grandes como en otros puntos de la isla), asique si quieres disfrutar de algo más de calma tienes muchas opciones. Por eso recomendamos alquilar una moto e ir a la aventura, pues playas no faltan. Nosotros decidimos ir al sur (zona de Uluwuatu) visitando, SubulanDreamland Beach (que está bien, pero muchos saben de su existencia asique en esta ocasión era el sueño de demasiados) y Bingin Beach la cual nos enamoró. Teniendo que andar unos 10, 15 minutos desde el aparcamiento bajando entre casas con un royo muy hippie, construidas con caminos y escalones laberínticos, en cuesta, aparecerás en un lugar idóneo para hacer surf o relajarte viendo el sunset. Sin duda el lugar que mejor vibra nos ha trasmitido de las tres.

 

5.- Alquila una moto y piérdete

Por tan solo 50.000 rupias podrás alquilar una moto durante 24 horas. Eso sí, si eres de los que se pone nervioso conduciendo, tal vez no sea el mejor lugar para empezar cogiendo una moto en el sudeste, porque el tráfico es una locura. Locura en el sentido que si hay normas, parece que no se las han enseñado, ya que cada uno hace lo que quiere llegando al punto que no es de extrañar ver las motos conduciendo por encima de las aceras. Pero una vez lo hayas dominado, tendrás la libertad para explorar todas las playas y zonas de alrededor.

6.- Tanah Lot

No, no está en Kuta, pero puedes llegar en moto y de paso ir descubriendo lo que el camino te va ofreciendo (arrozales  y arrozales para perderse).

Situado en Tabanan este templo del XVI forma una estampa digna de postal alzándose en una roca sobre el mar.  La entrada cuesta 30.000 rupias por persona, y te cobran un extra si entras al parking (algo fácilmente evitable parando un poco antes).

Respecto al templo en sí, sí, es muy bonito, y dicen que viendo el atardecer aún más. Sinceramente en la imagen quedará de lujo, pero cuando estas rodeado de otras 200 o 300 personas y casi tienes que pedir numero para sacarte la foto de rigor,  como que no se disfruta de la misma forma. Eso sí, merece la pena acercarse porque es muy curioso y con suerte podrás admirar alguna ceremonia balinesa.

Donde comer

Kuta al ser la zona más turística de Bali posee una gran oferta gastronómica, pudiendo encontrar desde los míticos puestecillos locales warungs con instalaciones… (bueno, digamos que suerte si encuentras unas sillas de plástico) hasta el restaurante de más alta gama, pasando por multinacionales de comida rápida tipo macdonals y toda índole de restaurantes emulando ser italianos, españoles etc.

Nuestra opción y consejo, como viene siendo costumbre, es el de dejarse embaucar por la comida local y explorar nuevos sabores. Al fin y al cabo, para comer una paella me voy a Valencia, ¿no?

A continuación te mostramos nuestros sitios preferidos calidad/precio: ambos con opciones de menú o, lo que solíamos hacer nosotros, una especia de self service en el que sobre una base de arroz vas añadiendo diferentes alimentos:

Dapoer Indonesia

En JL Mataran. Subiendo el callejón de la izquierda del Sky Garden hasta el final, a unos 30 metros doblando a la derecha

Situado en una calle no muy transitada entre puestos de tecnología barata y sastrería (donde por cierto, Eider se arregló un vestido por 50.000 rupias) surge este warung con un encanto especial. Los precios son muy económicos (entre 15.000 y 20.000 rupias un buen plato), limpio y un trato personal y cercano. Si lo que buscas es disfrutar de una comida tranquilamente mientras charlas con tus amigos este es tu sitio.

IMG_0374

Warung Indonesia

En Gb beduguI, primera calle a la izquierda yendo del sky garden a la playa por Popies II

Siempre con ambiente y repleto de gente en este restaurante combinan el arte culinario con el arte de la pintura a la perfección. En un entorno con paredes llenas de cuadros (muchos de ellos en venta) puedes disfrutar del bullicio y el vaivén de Popies II mientras saboreas lo que el cuerpo te pida. Siendo los precios un poco más elevados que en Dapoer (pero mucho más barato que en cualquier otro lugar) la cerveza se lleva el premio siendo 30.000 rupias solamente (más barato incluso que en el minimart)

IMG_022d8

Seefood Market Jimbaran

Si te gusta el pescado, vas a ser feliz cuando llegues a este lugar.

Si… lo sabemos, está algo lejos de Kuta, pero merece la pena coger la moto y acercarse para darse, literalmente, un festín. Pongámonos que en un restaurante quisiéramos comer cualquier pescado fresco que elegimos en el momento. El precio partiría de los 50.000 hasta la estratosfera depende donde y el tipo de pescado. Pues bien, nuestra experiencia se resumió en 45.000 rupias cada uno (un grupo de 8) traducidas en un atún de 2 kilos, medio kilo de chipirones grandes, medio kilo de chipis pequeños, medio kilo de pulpo, 2 kilos de sardinas (o algo parecido) a compartir y un par de pescados extras por barba. ¿Suena bien no?

¿Cómo es posible? No hay ni trampa ni cartón. Este Seafood Market es 100% local, y es donde los balineses habitúan a comprar el pescadito. Generalmente, como es habitual en todo los países del sudeste asiático, los productos tienen dos precios, el del local, y el del turista o “bule” (fácilmente 3 veces por encima) por ello tan fácil y prácticamente obligatorio el regateo.  En este caso, al no ser un lugar conocido no existe esa picaresca y puedes obtener precios exageradamente bajos.

También hay que destacar el funcionamiento del lugar: En este mercado puedes encontrar todos los peces de las aguas balinesas recién sacados de su hábitat (o no tan recién, asique chequea). Pasea un poco, deslúmbrate con los colores y tamaños de los animales marinos, selecciona, compra y después… ¿después qué? ¿Cómo lo preparo? Bien sencillo, justo en frente del mar hay unos locales con mesas y parrillas esperando tu surtido para preparártelo, bien sea frito o a la brasa, por el módico precio de 20.000 rupias el kilo. Eso sí, no esperes velas en la mesa ni servilletas de tela, cuando decimos mesas y parrilla, nos referimos literalmente a una mesa y una parrilla.

OJO👀!!! Cuando vayáis en dirección al mercado conducid hasta el auténtico, situado al final del todo, porque antes de llegar existe uno preparado para el turista, donde ahí sí que te puede asaltar la cartera.

Donde alojarse

Hostels y hoteles no faltan, asique nunca viene mal echar un vistazo en booking o hostel world. Por nuestra parte esto son los que visitamos:

Gong Corner I

70.000 rupias por una cama en dormitorio de 12 personas con un desayuno simple, aire acondicionado y ducha fría. Ambiente backpaker y más o menos céntrico.  No existen grandes lujos, pero suficiente para pasar unos días (tiene wifi). Dispone de área común y puedes rellenar el agua gratis. Como pega, durante nuestra estancia se dieron algunos problemas de seguridad (taquillas con doble llave y desaparición de bienes)

Gong Corner II

De la misma familia que el anterior pero más chiquitín. 70.000 rupias por una cama en dormitorio de 4 con un desayuno parecido, aire acondicionado y duchas de agua caliente. Con refill para el agua y wifi. Como diferencia al anterior existe una mayor sensación de seguridad pues en las taquillas puedes poner tu propio candado. Ambiente backpacker, pero no dispone zona común, solamente unas mesas en el patio interior. Más o menos céntrico.

Suka Beach Hotel

Con una diferencia palpable en la instalaciones por un poquito más (150.000 rupias, 75.000 cada uno) dispondrás de una habitación doble con baño privado y balcón con vistas a la piscina del hotel. El desayuno mucho más completo y buena conexión wifi. Muy bien situado. Como pegas, al tener el baño en la habitación a veces subía un olor poco agradable de las tuberías y el personal, en este caso al ser un hotel más familiar, estaba poco dispuesto a ayudarnos soltando en ocasiones contestaciones groseras.

TIPS

  • Ojo con los cambios: chequea bien cuál es el cambio de moneda correspondiente. Si puedes aterriza con algo de dinero ya cambiado puesto que en el aeropuerto nunca te va a salir a cuenta. Una vez que estés en la ciudad, hay infinidad de sitios. Obviamente elige el que más se acerque al valor del mercado, pero nunca nunca en ningún sitio que esté por encima, ni siquiera al mismo, porque vas a pensar que has hecho un buen deal y te van a timar.
  • Go – jek: aplicación para móvil del estilo uber, pero específico para Indonesia. Puedes elegir si moverte en moto o coche, y además puedes utilizarlo para ordenar desde un mai goreng a un masaje a domicilio. Te ahorrará mucho dinero. (uber también funciona)
  • La cerveza no es tan barata. Generalmente 35.000 en los Mini Mart (El 7 eleven indonesio), por lo que en algunos bares sale más económico 30.000. Hablamos de la de litro.
  • OJO con los impuestos en los restaurantes. Hasta un 15% sobre el precio indicado: En muchos sitios, sobre todo los “turísticos” hay que leer, y esto es literalmente, la letra pequeña (generalmente al final de la página a letra minúscula) si están incluidos o no, porque en muchas ocasiones te puedes llevar la sorpresa.
  • Regatea hasta para decir tu edad. Cualquier cifra en indonesia, como en la mayoría del sudeste asiático es movible, asique saca lo mejor del regateador que hay en ti, que no te de vergüenzas, recuerda que eres bule y te van a cobrar de más.
  • Después de regatear, y sobre todo si es algo que tendrás que pagar en unas horas, deja bien claro cuál ha sido el precio final, o siempre intentaran sacarte alguna puntilla a la hora de pagar.
  • Aprovisiónate de lo que necesites para tu viaje. Kuta es donde puedes encontrar lo que quieres y al mejor precio, ya que, una vez estés fuera (las gili por ejemplo) todo se volverá mucho más exclusivo.
  • Si quieres comprar no lo hagas en las calles principales. Seguramente andando 3 minutos entre callejuelas para alejarte del bullicio encuentres lo mismo a mitad de precio.
  • El alquiler de la moto son 50.000 rupias por 24 horas. Cualquier cosa muy por encima de ese precio es caro.
  • Existen multitud de gente vendiendo gasolina por la calle en botellas de Absolut Vodka (no te confundas). Si ves que se te va a quedar la moto parada, adelante. Sino, espera a una gasolinera pues saldrá más barato.
  • Como alternativa a Kuta, puedes hospedarte en Seminyak situado unos kilómetros más al norte. Algo más caro, pero más tranquilo y con encanto. Perfecto para familias.
  • Otra alternativa es alojarse al sur del aeropuerto donde se pueden encontrar diferentes resorts. Por ejemplo en Uruwatu, playas preciosas con muy buen ambiente y muy buen surf.

DSdC02063

¿Cómo llegar a Kuta?

Como ya hemos dicho Kuta es uno de los lugares más cercanos al aeropuerto. Para llegar a tu hostel, puedes coger un taxi por unas 100.000 rupias desde dentro de las instalaciones, o puedes caminar un poco hasta salir a la calle y te llevarán por un precio más económico. Como alternativas también puedes utilizar uber o Go-jek (otra aplicación móvil específica para indonesia) con los cuales te saldrá mucho más barato.

Y si quieres saber más sobre nuestra experiencia en Kuta y alrededores, no dudes en visitar nuestra sección Bitacora

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *