¿Es peligroso Lombok?

1600 x 900 Danger Stripes HD Abstract,hd wallpapers,widescreen,abstract,1080p,Desktop,Stock,animated,images,2560x1440,stripes,Stylish,hd desktop,Danger

 

Hay muchas historias para no dormir sobre esta isla. En ciertos lugares leerás que es peligroso, que es mejor ir con guía durante toda tu estancia, que no salgas del hostal por las noches… Siendo sinceros, después de leer, preguntar y escuchar ciertas cosas llegamos a la isla un poco paranoicos (por no decir cagados) y para colmo, nada más llegar nos ocurrió lo que podrás leer unas líneas más abajo.

Obviamente, no te vamos a decir que este es el sitio más seguro en el que hemos estado y las historias que puedas oír seguramente sean reales. Pero actuando con un poco de cabeza, no hay de qué tener miedo. Simplemente échale un ojo a tus cosas cuando estés en la playa, no salgas fuera del pueblo de madrugada, ojito con las motos en Kuta y sobre todo, si ves algo raro, tanto si vas conduciendo como andando, esfúmate.

A continuación os vamos a relatar nuestra única mala experiencia en Lombok (y ni siquiera fue cosa nuestra) eso sí, nada más llegar. Para que acojone un poco más. Sin embargo tenemos que decir que a veces tenemos la tendencia a quedarnos con la información negativa que nos dan ya que es la que más nos preocupa, pero hay que tener en cuenta que los incidentes pueden ocurrir en cualquier parte y en la mayoría de los casos son cosas puntuales. Aparte de esto, todo fluyo con normalidad en esta isla de belleza natural incomparable…

Llegamos con el ferry público desde Gili Air al puerto de Bangsal. Como era costumbre, había rastreado toda la blogosfera buscando información sobre Lombok: que hacer, donde ir y la verdad que no encontré demasiado, pero ya sabíamos que la primera parada sería Senggigi. Un pueblo de paso, cerca del puerto y bien situado para ir hacia la montaña.

Yo estaba empeñada en llegar con transporte público. Sabía que había un autobús cochambroso esperando a las afueras del puerto a unos 2km tras esquivar taxistas y pseudo taxistas insistentes. Ander iba por detrás sin estar muy convencido de si buscar ese autobús era una buena idea. Nos habían dado malas referencias sobre Lombok, tanto en Bali como en las 3 Gili. Los mismos Indonesios nos hablaron de robos, machetazos y demás historias para no dormir. También leímos en otros blogs historias contadas en primera persona sobre viajeros a los que habían extorsionado y obligado a pagar unas cantidades estratosféricas por sospechosas desapariciones de motos. Con lo cual, se podría decir que Ander tenía razones de peso para que lo de ir en transporte público no le pareciera la idea más brillante que había tenido y que quizás no era la mejor isla para ese tipo de aventuras. 

Entre tanto, yo iba segura a paso ligero diciendo que no y no a todos los que se me acercaran. Nos llegaron a ofrecer 75.000rupias por llevarnos a Senggigi, cantidad que a Ander no le pareció tan mala, pero yo sabía que había un autobús esperando y nadie me iba hacer cambiar de opinión. Todos nos hacían entender que no existía tal autobús o que no llegaba a Senggigi, pero yo confiaba en lo que había leído. Ander ya había torcido el morro y yo sabía que si salía mal, me iba a esperar una charla del tipo “ya te lo dije”.

Por fin encontramos el autobús público (bemo) que evidentemente no iba directo a Senggigi, había que hacer 2 transbordos, con sus respectivos precios de “bule” (blanquito para los Indonesios, que son más caros que los suyos) y tardaríamos unas 4-5 horas, cuando en taxi lo haríamos en media y hasta la puerta de nuestro hostal. En conclusión, quizás no era tan conveniente. Volvimos al puerto a buscar otros viajeros con los que compartir un coche mientras tuve que escuchar durante los 2km de vuelta, que a veces por un poco de dinero no merece la pena complicarse tanto, y que si la información que teníamos hubiese sido algo más positiva, hubiese sido una buena aventura, pero no era ni el momento, ni el lugar adecuados.

Buscando y preguntando a todo el que nos encontrábamos si iba a Senggigi, conocimos a una pareja de alemanes que había tenido un encontronazo desagradable con un taxista: Una vez se bajaron del ferry, este tipo se les acercó ofreciéndoles  llevarles a su destino por un precio de 600.000 rupias, a lo que ellos respondieron un “psi bueno, ya veremos” tras la insistencia. Al poco rato alguien les dijo que en taxi oficial (Blue bird), les saldría casi por la mitad de precio, con lo que decidieron cambiar de opinión tomar la última opción. El pseudo taxista se lo tomó muy mal, acusándolos de romper el trato. Cogiendo a uno de ellos por el cuello, reacción totalmente desmesurada, los amenazó diciendo “o conmigo u os mato”. Evitando cualquier confrontación, intentaron alejarse hacia la salida donde estaban los taxis oficiales, a lo que él reaccionó poniéndose en medio e impidiéndoles el paso con un pedrusco en la mano.

Estaban muy asustados y evidentemente no querían salir a píe de ahí. Mientras nos lo explicaban, se nos acercó un colegilla del taxista preguntando muy amablemente (ironía ON), a ver si queríamos meternos nosotros también en problemas, y que no nos metiéramos en asuntos ajenos, (NO THANKSS, SOLO PASABAMOS POR AQUI). Intentamos tranquilizar a todo el mundo y llevarnos a la pareja lejos de ahí, a lo que otro salió a gritarnos “ahora tenéis un problema, os van a acabar matando en Lombok“, mientras aplaudía y se reía sin muchas ganas.

¡GENIAL! ¡Nos encanta nuestra llegada a Lombok, cuando sale el siguiente ferry que nos montamos!

Tras calmar el ambiente un poco, al final cogimos un taxi entre los 4, parando primero en nuestro destino y después ya les llevarían al suyo… Todo había quedado en una simple pero amarga anécdota que hizo que nuestro miedo y preocupación hacia esta isla aumentara. Solo esperábamos que fuese a mejor. Y ASÍ FUE

Moraleja: cada vez que te ofrezcan algo en Indonesia (que será cada 5 minutos) comienza respondiendo con un NO rotundo. Ya habrá tiempo de preguntar y regatear si estas interesado en algo.

 

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

3 comentarios

  1. Hola! Me ha llamado la atención el titulo de este post. La verdad es la primera vez que leo que Lombok sea peligrosa. Es mi una de mis islas preferidas de Indonesia y nunca he tenido malas experiencias ni sensaciones extrañas ahi. Felices viajes y enhorabuena por este blog! 🙂

  2. Pingback: Liebster Awards – Rumbo a las Antípodas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *